DECENAS DE ORGANIZACIONES RECHAZAN PLANTA DE TERMOVALORIZACIÓN DE RESIDUOS EN CIUDAD DE MEXICO

Contactos:
México: Jorge Tadeo Vargas (LIDECS, Frente de Comunidades en Contra de la Incineración)  +5217226690791
Chile: Eduardo Giesen (Basura Cero Chile ) +56991630995 / Magdalena Donoso (GAIA ) +56 9 96526550
Argentina: Cecilia Bianco (Taller Ecologista) +54 9 341 6 626962
América Latina, agosto de 2017. Organizaciones de México, Chile y Argentina rechazan la planta de termovalorización de residuos sólidos urbanos del consorcio Proactiva Medio Ambiente S.A. de C.V.-Veolia que está planificada se instale en el Bordo Poniente de Ciudad de México y su radicación en otros países. Asimismo alertan a los gobiernos de Argentina y Chile, que han mostrado interés en el proyecto, que el mismo no es un ejemplo
a seguir, sino que agravaría los problemas que estos países ya tienen en el manejo de sus residuos.
La termovalorización de residuos, que se trata de incineración con generación de energía, es ineficiente y contaminante. Además estos proyectos se promueven sin que los gobiernos consideren, en ninguno de sus niveles, la estrategia basura cero y llegar a una solución sustentable para la problemática de los residuos que afecta a la mayoría de las comunidades de Latinoamérica y el Caribe. Múltiples estudios sobre gestión de RSU demuestran que la energía que se puede obtener mediante procesos de incineración o similares es bastante menor que la que se podría conservar mediante el reciclaje, para prácticamente todos los distintos materiales.
La incineración con o sin aprovechamiento de energía, es un sistema de tratamiento térmico para los materiales descartados que desperdicia recursos y emite contaminantes. Esto incluye a las tecnologías basadas en la combustión, pirólisis, gasificación y arco de plasma.
Cuando se trata de plantas de gran tamaño, de alguna estas tecnologías y residuos heterogéneos, con alto contenido de aire y agua, como son los residuos sólidos urbanos, se generan cenizas (las cuales pueden llegar al 30% del peso de los residuos), que son muy tóxicas y que requieren de rellenos sanitarios especiales para ser depositadas; se emiten dioxinas, furanos, gases de efecto invernadero, gases ácidos, material particulado, efluentes
líquidos, lodos de las piletas de decantación, entre otros.
Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (USEPA) la generación eléctrica a partir de la incineración de residuos municipales emite más CO2 por unidad de energía que la termoelectricidad a partir de carbón y, por cierto, muy superiores a las que ocurren en un contexto de reducción de la generación de residuos, su reutilización y el reciclaje de los mismos materiales. La obtención de energía a través de la incineración es el
método más caro al compararlo con otros formas de generación convencionales y no convencionales.
Las empresas que venden esta energía sucia y tecnología obsoleta, requieren contratos a largo plazo, exigen que se las provea de enormes flujos de residuos (“put or pay”), en caso contrario deben los gobiernos pagar por no cumplir con esta exigencia, entre otros aspectos negativos de estos acuerdos con el Estado. Esto termina afectando gravemente los recursos del fisco y con ello a la comunidad.
Por lo anterior, estas organizaciones indican que el proyecto de Veolia en Ciudad de México de termovalorización de residuos, no es un ejemplo a seguir por ningún país, e instan a los gobiernos de Chile y Argentina que desistan de instalar esta contaminante e ineficiente tecnología en estos países. Hoy, cuando en nuestro continente comenzamos a mirar con interés el concepto de “economía circular”, invitamos a seguir la línea de discusión de vanguardia en Europa, que está llamando a sus países a reducir los incineradores y optar por sistemas que cuiden y aprovechen los recursos.
Las organizaciones que trabajan articuladamente junto a la Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA) seguirán promoviendo la disminución de la generación de residuos generados desde empaques, reducción y la separación en el origen de los residuos, la reutilización, el reciclaje, el compostaje, favoreciendo la participación y la equidad social y el conjunto de opciones que se incluyen en las políticas y programas conocidos bajo el
concepto de Basura Cero, ya que así se podrá hacer un mejor cuidado de los recursos, el ambiente y la salud.

Adhesiones Chile
Alianza Basura Cero Chile, Colectivo VientoSur, Fundación El Árbol, ONG Susténtate, Red de Biodigestores para Latino América y el Caribe, Red de Acción por los Derechos Ambientales RADA, Fundación Basura

Adhesiones México
Frente de Comunidades en Contra de la Incineración, Fronteras Comunes AC, LIDECS, AC, Ciudadanos Unidos por el Medio Ambiente, Ecocomunidades, Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México y Red en Defensa de la Ciudad de México, Unión Autónoma de Pueblos y Barrios Originarios del Distrito Federal, Centro de Análisis y Acción
en Tóxicos y sus Alternativas (CAATA), Colectivo Revuelta Verde, Ramón Ojeda Mestre

Adhesiones Argentina
Taller Ecologista (Rosario, Argentina), Acción por la Biodiversidad (Marcos Paz, Buenos Aires), Agrupación Ambientalista Conciencia (Laguna Paiva, Santa Fe), Alihuen (Santa Rosa, La Pampa), Asociación Ambientalista Piuké (Bariloche, Río Negro), Asociación Argentina de los Médicos por el Medio Ambiente (Ciudad de Buenos Aires), Asociación Ecológica de Lanús (Lanús, Buenos Aires), Asociación Vecinal Moronense (Morón, Buenos Aires), Basura Cero Bahía Blanca (Bahía Blanca, Buenos Aires), BIOS Argentina (Mar del Plata, Buenos Aires), Centro de Tecnologías Apropiadas de Argentina (Marcos Paz, Buenos Aires), Centro Ecologista Renacer (Villa Constitución, Santa Fe), Cipoleños Unidos por el Ambiente (Cipolletti, Río Negro), Eco Sitio (Villa María, Córdoba), Ecos de la Sociedad
(Puerto Gral. San Martín, Santa Fe), FUNAM (Córdoba), Grupo Ambientalista Coquena de Villa Jardín de Reyes (San Pablo de Reyes, Jujuy), Grupo Ecologista Génesis (Rosario, Santa Fe), M´BIGUÁ, ciudadanía y justicia ambiental (Paraná, Entre Ríos), Mesa Amplia por el Cierre Definitivo de Marcos Martini S.A. (Marcos Paz, Buenos Aires), Movimiento Antinuclear de Chubut (Trelew, Chubut), Observatorio del Derecho a la Ciudad (Ciudad de Buenos Aires), ONG “Ambiental Dock Sud” (Avellaneda, Buenos Aires) ONG Nuevo Ambiente (La Plata, Buenos Aires), Semillas al viento (La Matanza, Buenos Aires), Sociedad ecológica regional (El Bolsón, Río Negro), Taller de Comunicación Ambiental (Rosario, Santa Fe), Vecinos Autoconvocados contra la contaminación de CEAMSE de González Catán (La Matanza, Buenos Aires), Cecilia Allen (Ciudad de Buenos Aires), Francisco Amaya (La Matanza, Buenos Aires), Norma Azcárate (San Fabián, Santa Fe), Diana Carrero (Reconquista, Santa Fe), Claudio Lowy (Ciudad de Buenos Aires), Jorge
Rabey (Santa Fe), Liliana Tonini (San Pedro Buenos Aires)
***